NIÑOS MAL COMEDORES: Pautas atener en cuenta.

Somos muchos los padres que nos preocupamos porque nuestros hijos no coman lo suficiente y nos agobia que pueda afectar a su crecimiento. Y digo somos porque en mi caso personal ha sido una lucha constante buscando soluciones para mejorar su falta de apetito.
Hoy os contare diferentes consejos que recomiendan y mi experiencia personal al respecto.

 
Estas son algunas de las pautas a seguir más recomendadas para mejorar sus hábitos alimentarios:

1- No forzar al niño a comer:
 Uno de los consejos más importantes, ya que podría provocar tensiones y crear un verdadero rechazo por la comida.

2- Introducir los alimentos de manera gradual:
 Debemos ofrecer los alimentos de uno en uno para que los prueben, y en caso de rechazarlo, probar de nuevo más adelante.

3- Evitar la estrategia de premio-castigo: 
 Premiarle le acostumbraría a que solo coma por obtener el premio y reñirle o castigarle podría dar pie a que comiera por obtener atención de los padres. En este caso lo adecuado seria felicitarle por sus logros moderadamente.

4- Dar tiempo suficiente para que coma:
 No todos los niños comen igual de rápido, algunos son más lentos y hay que darles más tiempo. Como mínimo hay que dejarles 40 minutos para comer aunque si el niño necesita más, debemos respetarle.

5- Ofrecer poca comida:
 
Es mejor que se quede con hambre y el mismo nos pida más comida, que agobiarle con un plato demasiado lleno.

6- Dejar que el niño elija los alimentos:
 Esto no significa que solo coma lo que el decida, si no que se le ofrezca primero lo que mas le gusta e ir añadiendo poco a poco alimentos nuevos a su dieta según sus gustos, siendo lo más completa posible.

7- Intentar comer siempre en familia:
 
En muchos casos es complicado cuadrar los horarios de comidas con los niños, pero como ya sabemos, estos son un espejo de nuestros propios actos. En familia nos pueden ver comiendo alimentos variados  y quizá, se animen a probarlos.

8- Animarles a contribuir en la elaboración de la comida:
 
De esta forma manipularán los alimentos ellos mismos, viendo colores, olores, tacto...propiciando así que prueben diferentes alimentos.


Esta claro que cada niño es un mundo y lo que funciona para unos, para otros no.

En mi caso personal:
 
Mi peque siempre ha estado en un percentil muy bajito y nos preocupaba su crecimiento, así que nuestro pediatra para descartar algún tipo de problema como alergias o intolerancias, nos mando al especialista. Allí le hicieron pruebas y nos dijeron que estaba perfecto, es más, con una analítica de 10, que lo preocupante seria que no cogiera peso y que se estancara en crecimiento, pero que si seguía una evolución constante no debíamos preocuparnos,ya que es normal que algunos niños coman menos puesto que con menos cantidad son capaces de aprovechar todos los nutrientes de los alimentos, y que generalmente suele ser hereditario. Que mientras el niño estuviera activo, animado, y con vitalidad podíamos estar tranquilos.

En cuanto a alimentación:
 
Me aconsejaron una alimentación variada y saludable, aunque para el  bajo peso, también me recomendaron que le ofreciera alimentos calóricos sin abusar como rebozados o empanados, chocolate que no fuera muy dulce, alimentos con grasas saludables como el aguacate o los frutos secos y que se podía permitir, sin abusar, de dulces o pasteles.
Así lo he estado haciendo, aunque reconozco que de vez en cuando me desespero y pierdo la paciencia.


A día de hoy, el peque ha mejorado bastante y come mucho mejor, pero no esperéis progresos muy rápido, esto es una carrera de fondo y los resultados son a largo plazo y para ello os recomiendo mucha paciencia para entender al niño en los momentos difíciles. 

Espero haber aportado algo de luz a vuestras dudas y preocupaciones con mi propia experiencia.

Ánimo, conseguir unos hábitos alimentarios saludables es posible, respetando y conociendo los limites de nuestros peques.

Algún consejo que queráis aportar?
Estaré encantada de recibir vuestros comentarios